No era chaulafán de perro; si no, "un perro chaulafan..."
Liu Xinhuan, el ciudadano chino que es acusado de utilizar carne de perro en un chifa de Independencia tras hallarse en su camioneta un can vivo dentro de un costal y junto a carne embolsada, dio su descargo.

El extranjero indicó al noticiero “Buenos Días Perú” que la carne encontrada el pasado jueves en su vehículo fue comprada a una comerciante en la localidad de Canta, al norte de Lima, y que no es de perro.

Además, aseguró que la mascota se la regaló dicha mujer y que la envolvió en un costal que ella le proporcionó para que no ensucie la camioneta. Explicó que solo dejó descubierta la parte de la cabeza del animal.

Edwin de la Cruz, abogado del ciudadano chino, dijo que el error de su defendido fue colocar al perro en la maletera y ponerlo en un costal. Anunció que denunciarán a la Municipalidad de Independencia y a los animalistas por acusar al extranjero de maltrato animal.

Afirmó que esta situación ha originado que Liu Xinhuan, quien vive hace 3 años en el Perú, sea víctima de xenofobia y racismo. El chifa Asia tiene en sus exteriores pintas y carteles que defienden los derechos de los animales.

La carne incautada es analizada por las autoridades y en los próximos días se sabrá si es de perro o no. El restaurante fue clausurado de manera temporal al tener vencidos los extintores. (23-1-18)
Derechos Reservados 2017

Te Enseñamos a ver el
Fútbol como se debe