La venia de Alfredo Arias a los que critican su trabajo
En el Clásico jugado en la ‘Caldera’ dio instrucciones de pie por 13 minutos, en el Monumental lo hizo durante 89.

Alfredo Arias está cerca de llevar a Emelec a la final del campeonato ecuatoriano, pero aún los hinchas azules tienen reparos por su trabajo. Nassib Neme, presidente del ‘Bombillo’, aseguró que el comportamiento de un sector de los fanáticos es normal.

“Los hinchas gritan eso en cualquier lado (...), lo que puedan decir afuera es una simple opinión”.

Los reclamos en el estadio Capwell habrían provocado que el DT uruguayo decida  no salir por mucho tiempo del banco de suplentes cuando dirige los partidos.

Así se evidenció el pasado miércoles durante el Clásico del Astillero que ganaron los ‘eléctricos’ en la ‘Caldera’. Arias solamente se puso de pie por 13 minutos y en diferentes momentos.

Una situación distinta sucedió en el Clásico que se disputó la semana pasada en el estadio Monumental. En ese escenario, sin hinchas azules, Arias dirigió de pie por 89’, de forma ininterrumpida.

Libertad en el Monumental

El pasado 8 de noviembre, Arias llegó al Monumental  sin mayor presión. Al minuto de iniciado el encuentro se paró en el vértice de la zona técnica y no se sentó hasta que terminó la primera fase.

Principalmente hablaba con Juan Carlos Paredes, con Jorge Guagua y con el cuarto árbitro. A los dos primeros les daba instrucciones y al juez le reclamaba alguna falta no sancionada.

Los hinchas amarillos por momentos lo insultaban, pero solo dos veces se dio la vuelta y sonrió. Vivió ese Clásico con tanta intensidad que su camisa blanca lucía mojada por la transpiración.

Tres veces se acercó al banco de suplentes para conversar con Héctor Rodríguez, su asistente, para programar los tres cambios. Con Romario Caicedo y Marlon de Jesús (que ingresaron) tuvo diálogos individuales, no así con Pedro Quiñónez, quien entró sin escuchar a su DT.

En su casa pasó más en el banco

El miércoles pasado, Arias, en el Capwell, salió por primera vez a la zona técnica a los 10’. Dio un par de indicaciones y luego de un minuto se volvió a sentarse. El marcador iba 0-0 y un par de hinchas ubicados en la tribuna San Martín, atrás del banco de suplentes, lo criticaban por el juego.

En el segundo tiempo pasó más tiempo de pie. Lo hizo a los 5’, luego a los 20’ y de ahí cada tres y cuatro minutos.

Salía del banco y daba unas indicaciones, a los dos volantes: Fernando Gaibor y Osbaldo Lastra. Con el 3-0 asegurado y a los 39’, de manera inesperada, se dio la vuelta e hizo una venia a los asistentes. A los 92’ les dio la mano a los integrantes del banco y corrió a los camerinos. (El Telégrafo) 18-11-17
Derechos Reservados 2017

Te Enseñamos a ver el
Fútbol como se debe